Fútbol: Le sacó tarjeta amarilla…al arbitro!

6 noviembre, 2008 at 5:33 pm Deja un comentario

Andre Luis le quita la tarjeta amarilla (que no era para él) al árbitro y se la muestra. Chandia, obvio, le sacará la roja. Ni Leandro Benitez ni los brasileños lo creen.

Insólito: Andre Luis le quita la tarjeta amarilla (que no era para él) al árbitro y se la muestra. Chandía, obvio, le sacará la roja. Ni Leandro Benítez ni los brasileños lo creen.

Si acaso no lo tenía resuelto desde el partido de ida, cuando consiguió un 2-0 en el Ciudad de La Plata a despecho de la ventaja de número concedida por la expulsión de Agustín Alayes, Estudiantes no demoró en darle a su duelo con Botafogo el carácter de cosa juzgada. Y aplicó receta brasileña­: campo ancho con los volantes y profundo con los laterales. Entonces, de la combinación entre Diego Galván y Marcos Angeleri, con precisa definición del marcador de punta derecha, surgió la ventaja que le anunció a Botafogo la inutilidad de su tarea: Estudiantes, todavía acomodándose a la era de Leonardo Astrada, no permitía aventurar una caída que pusiese en riesgo la clasificación a semifinales de la Sudamericana.

Sin resquicios en la zona próxima a Mariano Andújar, con la Brujita Verón administrando los tiempos de cada movimiento, Estudiantes hacía lo aconsejable, es decir, no se metía en su área, le daba circulación a la pelota y obligaba a su rival a gastar energías en la recuperación bajo un diluvio continuo. Los cariocas estaban urgidos por un resultado que compensara el irregular desempeño en un Brasileirao que no los tiene en puestos de Copa Libertadores. Se sabe: la desesperación es mala consejera. Lucio Flavio, el volante que reapareció después de dos semanas y en cuya conducción se confiaba, apenas apareció para sacar un remate que se perdió cerca del poste izquierdo. El segundo grito del Pincha -Verón asistió a Salgueiro-, antes que desahogo, confirmó una tendencia consistente.

Estudiantes, ya en el segundo tiempo, se refugió en su campo y Botafogo recortó desventaja con el penal que metió Lucio Flavio (uno de sus pocos méritos). Aunque el mensaje de Astrada ratificó ambiciones con el cambio de piezas en ataque (Calderón por Salgueiro), al Pincha le costó mantener la supremacía porque, sin el balón, no conseguía imponer el ritmo. Si bien el empate de Botafogo, con 25 minutos por jugar, no autorizaba temores mayores (los brasileños necesitaban tres goles más), sí le restaba lustre a lo que se presumía como un desempeño libre de fisuras. La roja a Andre Luis le dio chance a Estudiantes para recomponerse y espacios para la contra (Angeleri volvió a aparecer adelante). El trabajo, de todos modos, ya se había dado por cumplido.

Anuncios

Entry filed under: futbol. Tags: , , .

Masters de Shanghai, todo listo Casi imposible conseguir un ticket para la Copa Davis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2008
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Blog Stats

  • 144,411 hits

Entradas recientes

Top Clicks

  • Ninguna

Páginas


A %d blogueros les gusta esto: